Detalle del techo de madera de haya natural con halógeno en la entrada del portal.